jueves, 8 de mayo de 2014

El 'alelo C', una variación del ADN que puede ser clave en la longevidad extrema

http://www.madrimasd.org/informacionidi/noticias/noticia.asp?id=60328&origen=notiweb&dia_suplemento=jueves

El 'alelo C', una variación del ADN que puede ser clave en la longevidad extrema


Científicos españoles han reveleado una de las posibles claves genéticas de la longevidad. Según el estudio, publicado en la revista Age, una variación en la secuencia del ADN llamada polimorfismo rs1333049 en el cromosoma 9p21.3, el llamado 'alelo C', puede ser la clave para superar los 100 años. Este alelo está relacionado con el desarrollo de dolencias crónicas asociadas con enfermedades cardiovasculares. La muestra estudiada contaba con 152 españoles de entre 110 y 111 años y 742 japoneses de entre 100 y 115 años. El estudio reveló que la proporción de este 'alelo C' era de un 47%, una cifra menor que en las personas sanas que se tomaron como muestra de control en el estudio, cuya proporción de este polimorfismo era de un 52,9%, y los individuos con algún tipo de enfermedad cardiovascular, con un 55,1%.

En la muestra de japoneses, los resultados fueron distintos. Entre los nipones, la variante del gen de riesgo tenía una frecuencia similar en centenarios, 46,4%, y en controles sanos, 47,3%, pero era menos frecuente que en los controles con enfermedad cardiovascular, 57,2%. Como ha indicado Alejandro Lucía, autor principal e investigador en la Universidad Europea, este 'alelo C' "es un polimorfismo muy representado en la población pero que se encuentra en menor proporción en el caso de las personas centenarias".

LA LONGEVIDAD DEPENDE DE MUCHAS VARIANTES

Los investigadores aún no conocen los mecanismos biológicos por los cuales este polimorfismo influye en el envejecimiento. A pesar de ello, Lucía tiene claro cuáles son los factores que influyen para superar los 100 años: la genética y el entorno. "Un estilo de vida saludable y hacer ejercicio de manera frecuente son claves para poder llegar a los 100 años en buenas condiciones", indica el investigador.

A pesar de que no hay estudios específicos sobre los beneficios del ejercicio en las personas centenarias, evitar el sedentarismo hace que los ancianos puedan ser más independientes ya que el ejercicio permite evitar la perdida de masa muscular, una de las alteraciones asociadas al envejecimiento. "Las personas centenarias que han participado en el estudio son personas de la era 'pre antibióticos', cuyo sistema inmunitario ha resistido a enfermedades sin el uso de medicamentos, han evitado enfermedades crónicas propias de la edad y además están igual de sanos que personas de 80 y 90 años".

EL MUNDO TIENDE A ENVEJECER

La proporción de personas de más de 80 años crece año tras año. En el estudio se ha estudiado la longevidad extrema de personas que la han adquirido de manera natural por su predisposición genética y sus hábitos. Para el investigador el principal problema es que actualmente los progresos en medicina nos permitirán vivir más, pero en peores condiciones físicas. Además, como indica, "en un futuro deberían estudiarse las consecuencias de vivir más gracias a los progresos médicos". Gracias a la medicina, muchas enfermedades que actualmente son mortales llegarán a cronificarse, el reto de la medicina, en su opinión, será mantener a esas personas con una mejor calidad de vida.

NO HAY PASTILLAS MÁGICAS

Como indica Lucía, "no hay que olvidar que el envejecimiento es una alteración en muchos sistemas". Por ello el investigador es claro: "No estamos ante el descubrimiento de la 'molécula de la eterna juventud", ni vamos a conseguir una pastilla mágica que consiga que lleguemos a los cien años". Actualmente sus investigaciones están encaminadas en descubrir biomarcadores relacionados con la longevidad y los mecanismos que provocan que los centenarios sean más longevos.

Autor: Eva Fernández
Publicar un comentario